La hierba mate

Los dinosaurios

Descubrieron restos de un cocodrilo que comía dinosaurios

La Biblia en armonía con la ciencia

Ataques a la Biblia

Adolf Hitler Pölzl

El arte de embalsamar

Dónde comenzó la civilización

Ahorrar Combustible

El Diccionario Musical

La Biblia en armonía con la ciencia
Imprimir  

La Biblia siempre ha enseñado que la tierra es redonda, no plana. Fue sólo cuando se confundió un lenguaje figurado como "los cuatro ángulos de la tierra" en Apocalipsis 20:8 que se desarrollaron enseñanzas que decían que la tierra era plana. Pero no se debería utilizar un lenguaje figurado de este tipo para apoyar argumentos que están en contra de lo que la misma Biblia manifiesta de una manera literal.

Algunas consideraciones:

1. Las falsas religiones de la edad media enseñaban que la tierra reposaba sobre la espalda de un buey. La Biblia enseña en su libro más antiguo que la tierra cuelga sobre la nada. Lea Job.26:7 "Él extiende el norte sobre el vacío, cuelga la tierra sobre nada". Los astronautas nos dicen que la tierra está suspendida sobre el espacio. Esto lo percibieron con la vista, el método científico. Pero la Biblia proclamaba esta verdad miles de años antes de que el hombre, por medio del método científico, tuviera suficiente evidencia para afirmar la verdad de que la tierra estaba suspendida en el espacio.

2. La ciencia moderna afirma que el sol y sus planetas giran alrededor de nuestra galaxia. La Ilustrated World Encyclopedia dice: "El sol se encuentra hacia el exterior de esta galaxia, girando alrededor del centro de la galaxia a la velocidad de alrededor de 170 millas por segundo (alrededor de 272 kilómetros por segundo), llevando consigo a la tierra y a todos los demás planetas y cuerpos de! sistema solar. El sol precisará de alrededor de 220.000.000 años para completar su revolución alrededor de la galaxia".

3. Muchos se quedarán sorprendidos de saber que esta verdad fue revelada a David hace alrededor de 2.900 años. Hablando acerca del sol, David escribió: "De un extremo de los cielos es su salida, y su curso hasta el término de ellos; y nada hay que se esconda de su calor" (Salmo l9:6).

4. La ciencia moderna nos dice que el movimiento general de nuestra atmósfera es desde los polos (norte y sur) hacia el Ecuador. La atmósfera es calentada en el Ecuador. Se levanta, enfría y es llevada de nuevo a los polos. No es insólito que este hecho se cite en la Biblia desde hace miles de años. El sabio Salomón escribió: "El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros viene el viento de nuevo" (Eclesiastés l:6)

5.  Matthew Fountaine Maury es reconocido como descubridor de las corrientes oceánicas. Las descubrió leyendo la Biblia. Su fe en la Biblia lo llevó a creer lo que David había dicho en Salmos.8:8 Allí David dice: "Todo lo que pasa por los senderos del mar" Después de oír la lectura de este pasaje, Maury descubrió muchas de las corrientes marítimas que los marinos usan en la actualidad.

6. ¿Quién determinó las dimensiones exactas de la tierra? Para volver al pensamiento -de Israel otra vez hacia Dios, Isaías hace una pregunta. "¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza, y con pesas los collados?" (Isaías.40:12). Dios le hizo a Job una pregunta similar: "Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel?" (Job.38:5). Dios creó los cielos y la tierra. El determinó las medidas del universo. "LA  tierra misma está girando a una velocidad de 1000 millas por hora en el ecuador (alrededor de 1600 kilómetros). Si girase a 100 millas por hora, la noche y el día se prolongarían diez veces, las plantas se abrazarían de día y los sembrados se destruirían por las heladas por las noches... Si la luna sólo estuviera a 50.000 millas (algo mas de 80.000 Kilómetros) de distancia de la tierra, las mareas inundarían todas las tierras, incluyendo las montañas... Si los océanos fueran más profundos, el anhídrido carbónico y el oxígeno serian absorbidos del todo, y no podrían existir las plantas. Si la atmósfera fuera más liviana que la actual, millones de meteoritos que son quemados en el aire caerían en la tierra y provocarían terribles incendios " (Ouestions Conceming the Faith, pág.5,6).

7. En el pasado se creía que las moscas eran generadas espontáneamente por la carne. Naturalmente, esto estaba en contradicción directa con el relato de la creación en Génesis Al finalizar el siglo XVII un hombre llamado Francesco Redi (1626-1698) comenzó el derrumbamiento de esta teoría de la generación espontánea, tan largamente mantenida. El colapsamiento final de la teoría de la generación espontánea fue logrado por Louis Pasteur (1822-1895) en el siglo XIX.

NOTA: La verdadera ciencia no entra en conflicto con la Biblia. La verdadera ciencia confirma la Biblia. La Biblia no es un libro de ciencia, pero cuando habla no hay contradicción con los hechos de la verdadera ciencia. La ciencia ha confirmado la Biblia una vez tras otra ¿Es acaso mucho pedir que se consideren como verdad aquellos pasajes de las Escrituras que no pueden ser demostrados ni refutados científicamente?

Las falsas interpretaciones de la Biblia, dadas por falsas religiones han contribuido a crear un conflicto entre la ciencia y la Biblia. Pero al examinar estos aparentes conflictos llegamos a la conclusión de que muchas de las posturas científicas sostenidas por el catolicismo en la edad media no tenían base en la palabra de Dios. Un ejemplo de ello era el concepto ptolemaico del universo, que fue originado alrededor del año 150 d. c. por Ptolomeo, afirmaba que la tierra era el centro del universo. Esta teoría fue posteriormente aceptada por la Iglesia de Roma. Cuando Galileo, en el siglo XVII, adoptó la teoría copernicana de que el sol era el centro de nuestro sistema solar, se encontró con una vigorosa oposición religiosa que tuvo como resultado el que tuviera que renunciar a sus creencias copernicanas. Así que en realidad el conflicto tuvo lugar entre dos enseñanzas de la ciencia, una que había sido aceptada por el mundo religioso de entonces y otra que era mas reciente en el tiempo. Resultó que Galileo había aceptado la creencia menos popular basada en sus estudios más recientes. Note que el conflicto no tenia que ver con una enseñanza bíblica y la ciencia; sino con un postulado reciente de la ciencia con otro postulado de la ciencia que había sido adoptado por la iglesia católica.

Así, en lo referente a las teorías científicas, es probable que Klingman diera en el clavo cuando escribió: "Con toda probabilidad nuestros nietos se preguntarán cómo fuimos tan insensatos como para creernos algunas de las teorías que en la actualidad son consideradas científicas. La morgue científica está "repleta" de cadáveres de teorías difuntas y refutadas" Como alguien ha dicho "Después de más de dos siglos de afrontar los más potentes cañones científicos que se pudieron emplazar, la Biblia ha sobrevivido y está posiblemente en mejor posición gracias al asedio ".

LA BIBLIA Y LA EVOLUCIÓN

Examinaremos a continuación algunos problemas básicos de la teoría de la evolución Se  trata de  problemas  que invalidan  la  teoría.   Entonces  señalaremos  algunas  de 1 contradicciones fundamentales entre los hechos de la ciencia y la teoría de la evolución, continuación consideraremos algunos hechos básicos que asestan un contundente golpe contra esta teoría.

1.- La primera Ley de la Termodinámica.

La primera ley de la termodinámica afirma que no hay creación de nueva materia, sin que la creación está en suspenso. En otras palabras nada nuevo se está creando en el universo sino que existe la transformación de una materia ya existente.

La Biblia dice al final del relato de la creación en Génesis 2:1-3 "Fueron, pues acabados los cielos y la tierra... Y acabó Dios... la obra que hizo". El salmista escribió "Porque El dijo, y fue hecho; El mandó, y existió" (Salmo.33:9). Moisés escribió: "Porque¡ en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, j reposó en el séptimo día" (Exodo.20:ll) El escritor de Hebreos nos dice "las obras suya! estaban acabadas desde la fundación del mundo" (Hebreos.4:3) "Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas' (Hebreos.4:10).

La creación ha sido acabada Dios no hace ya más mundos para ser habitados, ni más criaturas. La Biblia enseña claramente que la creación cesó al acabar los actos creadores registrados en Génesis 1, y esto es exactamente lo que nos enseña la naturaleza a través de la primera ley de la termodinámica. En cambio los evolucionistas sostienen que se están creando nuevas cosas por generación espontánea y selección natural.

2.- La segunda Ley de la Termodinámica.

La segunda ley de la termodinámica nos dice que el universo va deteriorándose y está en decadencia. Justamente se llama entropía a la medida de desorden de un sistema o a la medida de no disponibilidad de energía. En otras palabras, al tener lugar la decadencia y desintegración, aumenta la entropía. En cambio los evolucionistas dicen que las cosas están volviéndose más y más ordenadas. La naturaleza afirma que todas las cosas están llegando a un desorden cada vez mayor.

El salmista escribió: "Desde el principio tú fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, más tu permanecerás; y todos ellos como una vestidura se envejecerán; como un vestido los mudarás, y serán mudados" (Salmo.l02:26). Véase también Isaías.51:6 "porque los cielos serán desechos como humo, y la tierra se envejecerá como ropa de vestir". La Biblia enseña que las cosas no se dirigen hacia un mayor orden y complejidad, sino que se ha introducido la deterioración. El universo está en decadencia.

3.- El Acido Desoxirribonucleico o ADN.

Dentro del núcleo de cada célula desde lo más simple hasta lo más complejo, se encuentran filamentos espirales formados como escaleras de mano retorcidas, hechos de ácido desoxirribonucleico, cuya abreviatura es ADN. Es el componente ADN de la célula el que determina las características de la herencia. El ADN controla el color de los ojos, el color del cabello, las huellas dactilares, y cada detalle físico del organismo individual. Es el mecanismo que permite que la vida se reproduzca "según su naturaleza" (Génesis. 1:24). Para dar un ejemplo, el ADN es semejante a una enciclopedia sumamente grande de 46 volúmenes, con 20.000 páginas cada uno. Cada célula del cuerpo humano está provista de la enciclopedia entera. Es el componente ADN de la célula el que determina las características de la descendencia de cada generación. A continuación se enumerará los problemas que los evolucionistas tienen con el ADN:

A- El ADN es evidencia de un Creador común

Cuanto más se estudia la vida tanto mas se comprende que está compuesta básicamente por los mismos compuestos químicos. Ello constituye una buena evidencia de un Creador Común de todas las cosas. Por ello, la utilización de la estructura del ADN para demostrar que todos hemos surgido de varios antecesores comunes es un golpe a la evolución.

B- La complejidad del proceso del ADN es un argumento contra la evolución

La reproducción del ADN es un proceso fantásticamente complicado ¿Como hubiera podido surgir el azar?. El ADN contiene el código de cada característica del cuerpo. Cada detalle, por ínfimo que sea, se encuentra almacenado en este maravilloso ordenador. Al considerar la complejidad de los genes, Wallace dijo "hay alguna solución más sencilla al problema de la reproducción? No creo que la haya". Cuanto más complicada sea la vida, tanto menos posibilidad hay de que hubiera podido haberse originado al azar, mediante generación espontánea.

C. La resistencia del ADN al cambio es un argumento en contra de la evolución

Los científicos saben que las moléculas de ADN son sumamente inmutables y que resisten la conversión de un tipo a otro, a pesar de las mutaciones observadas debido a la radiación. Numerosos estudios indican que el mecanismo del ADN es sumamente específico e integrado. Cualquier manipulación con el ADN conduce a códigos carentes de sentido y a un organismo inferior Aunque el código genético del ADN puede producir una gran cantidad de variación, no se producen nuevas características que no estuvieran originalmente "en el registro" en el ADN.

Todo esto me da la pauta que la biblia no está en contradicción con la ciencia para nada. Son hombres enajenados de la existencia de Dios los que intentan con medios y argumentos débiles socavar la veracidad de las escrituras. Pero cualquier lector imparcial y objetivo, se dará cuenta que las evidencias están a la vista. Tú decides. Acepta la Biblia y al Dios de la Biblia. Será la mejor decisión de tu vida.

Suscríbete a Nuestro Boletín Bíblico
Copyright © 2007"La Biblia Dice..."
Casilla Postal 1708 - 8208
Teléfonos: 593 2 2475564 - 593 2 2472292
Quito - Ecuador
labiblia@labibliadice.org