CINCO PREOCUPACIONES MORTALES

UNA VIDA ESPIRITUAL DISCIPLINADA

¿CÓMO DEBEMOS PREDICAR EN EL SIGLO XXI?

¿QUÉ DE LA SANIDAD?

EN BUSCA DE LA FELICIDAD

CÓMO SE DEBE DISCIPLINAR

EL ESPIRITU SANTO Y EL INTERNET

HACIA UNA DEVOCIÓN SIN TRADICIÓN

Día internacional de la mujer

Pensamientos de oro

EN BUSCA DE LA FELICIDAD
Imprimir  
“Cuando vio a las multitudes,  subió a la ladera de una montaña y se sentó.  Sus discípulos se le acercaron, y tomando él la palabra,  comenzó a enseñarles diciendo: ” (Mateo 5:1-2)
   
Ser feliz es cuestión de uno mismo, por un lado, pero es una paradoja serlo ¿Por qué? Porque el mundo enseña que es feliz quien tiene éxito, dinero, placeres... Según el Señor Jesucristo, hay nueve maneras de ser feliz. Note usted estos principios.

Considere lo que el Señor Jesucristo, enseñó a sus discípulos, en el famoso Sermón de la Montaña, o Sermón de la felicidad. Hay principios éticos que considerar. Ahora meditemos en esta ilustración:

Una tarde, hace muchísimo tiempo, Dios convocó a una reunión. Estaba invitado un ejemplar de cada especie. Una vez reunidos, y después de escuchar muchas quejas, Dios soltó una sencilla pregunta: "¿Entonces, qué te gustaría ser?”  Cada animal respondió sin tapujos y a corazón abierto: La jirafa dijo que le gustaría ser un oso panda, el elefante pidió ser mosquito. El águila, serpiente. La liebre quiso ser tortuga, y la tortuga, golondrina. El león rogó ser gato. La nutria, carpincho. El caballo, orquídea. Y la ballena solicitó permiso para ser zorzal... Le llegó el turno al hombre, quien casualmente venía de recorrer el camino de la verdad, hizo una pausa, y esclarecido exclamó: "Señor, yo quisiera ser... feliz."
Viví García, Me gustaría ser. Citado por Jorge Bucay. Edición Aloce.

Es interesante notar que el ser humano es infeliz, porque esta insatisfecho con lo que es y lo que tiene, quiere ser otra cosa y tener más. Es obvio, que debemos aspirar a más, pero sin ansiedad y codicia. Es clave mirar la gente y darle un mensaje de felicidad, de esperanza, de ánimo.

Sea usted feliz, porque es un hijo(a) de Dios, porque tiene vida en Cristo, porque tiene sentido adorar y servir al Señor. Ore a Dios a favor nuestro.

Veamos el primer paso para ser felices:

FELICES LOS NECESITADOS DE DIOS


"Bienaventurados los pobres en espíritu,  porque de ellos es el reino de los cielos” Mateo 5:3

Que ironía, cuando uno cree que ser feliz, es tenerlo todo, salud, dinero amor y nada de Dios.  Ser feliz, es sentirse satisfecho, es tener una meta terminada. En la Biblia ser feliz, es reconocer su necesidad de Dios.

Las bienaventuranzas, o los dichosos, son aquellas personas que, han hecho o tomado la decisión de seguir e identificarse con el Señor Jesucristo para ser obedientes a sus mandatos. 

Pregunté a un grupo de conocidos que es la felicidad, y dijeron: Tener una profesión, tener una familia, tener una casa, un coche, es tener un logro alcanzado.  Que dice, la Biblia: “Felices los pobres en espíritu...” ¿Qué es esto?  Es feliz quien reconoce su necesidad de Dios.

Ser feliz es reconocer que uno necesita a Dios, que necesita su amor, paz y esperanza, es identificarse con el Señor mismo, la razón, porque de ellos es el Reino de los cielos.  Entonces, que debemos hacer, buscar a Dios de corazón para obedecer su Palabra y servirle.

Ser pobre en espíritu, es reconocer su calamidad de Dios, es poner primero al Señor y no los bienes materiales, estos tienen su lugar. Reconocer que cada creyente necesita la Palabra para ser guiado, la oración, meditación y el servicio al prójimo para crecer en santidad.

“Porque de ellos es el Reino de los Cielos”. Por los méritos de Jesús, por el logro de la cruz, y la obediencia es que llegamos a su Reino, de justicia y de paz, para amarle, adorarle, servirle, como humanos formadores de vida.

Siga orando a favor nuestro e invierta para seguir edificando como proceso de vida. Sea feliz, más allá de las circunstancias adversas. Dios lo ayude.

ORACIÓN: Padre, te necesito, guíame a adorarte y servir al necesitado...
Continuaremos...   Autor:  Alan López
Suscríbete a Nuestro Boletín Bíblico
Copyright © 2007"La Biblia Dice..."
Casilla Postal 1708 - 8208
Teléfonos: 593 2 2475564 - 593 2 2472292
Quito - Ecuador
labiblia@labibliadice.org