La hierba mate

Los dinosaurios

Descubrieron restos de un cocodrilo que comía dinosaurios

La Biblia en armonía con la ciencia

Ataques a la Biblia

Adolf Hitler Pölzl

El arte de embalsamar

Dónde comenzó la civilización

Ahorrar Combustible

El Diccionario Musical

Ataques a la Biblia
Imprimir  

En todos los tiempos las sagradas escrituras del cristianismo, o sea la Biblia, han sido sometidas a los más violentos ataques y las más vigorosas críticas. De todos esos ataques, la Biblia siempre ha salido de pie. De modo que ha seguido siendo el libro más leído y más respetado de cada generación.

En los últimos tiempos, los más duros embates a la Biblia se le hacen falsamente en nombre de la ciencia. Uno de los argumentos favoritos de sus críticos, consiste en exhibir pretendidas pruebas de que la Biblia incurre en multitud de falsedades históricas y que por consiguiente no puede ser digna de confianza como documento que hace un relato veraz de los acontecimientos. La arqueología es la fuente principal de información que tienen los historiadores para precisar los acontecimientos del pasado.

Los recientes descubrimientos arqueológicos han venido a aclarar muchas dudas y a comprobar en muchos aspectos la verdad histórica de la Biblia. Contra los hechos no hay argumentos, y muchas de las más duras críticas contra la Biblia han quedado completamente sin base científica.

La convicción cristiana de que la Biblia es la Palabra de Dios y que es verdad, no se basa en pruebas de simple razonamiento lógico ni en datos proporcionados por la ciencia. Sin embargo, el hecho de que la narración de las escrituras en su parte histórica, sea tan admirablemente comprobada por la arqueología, refuerza esa convicción. Y en cuanto a los que no son cristianos, esa comprobación les hará al menos respetar y apreciar la Biblia y los invitará a estudiar, meditar y aceptar igualmente sus verdades morales y religiosas, como normas eternas y renovadoras para la vida y para esta sociedad en crisis.

No en vano, David declara en uno de sus Salmos: “Los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” Apreciado amigo: lo más importante de este simple razonamiento, no es tanto que los hechos históricos y científicos de la Biblia estén siendo comprobados, sino que ella encierra un mensaje para el hombre que demanda urgente respuesta. Es la respuesta del endurecido corazón humano al llamado de amor de Dios en Cristo Jesús. Te pregunto: ¿Respondiste tú a ese llamado?


PENSAMIENTO DEL DIA: LA BIBLIA PERMANECE DE PIE ANTE TANTOS ATAQUES PERO EL HOMBRE SIGUE GUIANDO SUS PASOS BASADO EN FILOSOFÍAS DERRUMBADAS YA HACE AÑOS.

Suscríbete a Nuestro Boletín Bíblico
Copyright © 2007"La Biblia Dice..."
Casilla Postal 1708 - 8208
Teléfonos: 593 2 2475564 - 593 2 2472292
Quito - Ecuador
labiblia@labibliadice.org