Acerca del cristiano y el suicidio, a la luz de la Biblia

Nuestro Ecuador

HALLOWEN O LA REFORMA

JESUCRISTO, MÁS IMPORTANTE QUE HALLOWEN

LA VANIDAD DEL DIA DE HALLOWEN

Halloween

Halloween
Imprimir  

El 31 de Octubre ha llegado a ser un día sumamente importante para el comercio en los Estados Unidos. Los índices de ventas, producto de la festividad del “Halloween”, son superiores a los producidos por la Navidad, Día del niño, Día de la Madre o el Día del Padre. Halloween mueve sin lugar a dudas, el engranaje económico de los Estados Unidos. Entonces, desde el punto de vista comercial, industrial, mercadotécnico y laboral, Halloween forma parte del milagro de las ventas. Incluso en países no anglosajones como Ecuador y México, Halloween va llegando a ser parte de la cultura nacional.

Muchos piensan que Halloween es simplemente una noche divertida en la que la gente se disfraza de animales, personajes famosos, horribles monstruos y brujas. Una noche en donde los niños van pidiendo caramelos de puerta en puerta por todo el vecindario o una fiesta de disfraces entre amigos.

La celebración del Halloween no era conocida, ni se practicaba en el continente americano hasta el año 1800, cuando una gran parte de inmigrantes de Europa Occidental trajeron consigo esta vieja costumbre. Pocos conocen el origen de esta fiesta. Halloween era un festival que celebraban los Celtas paganos desde tiempos muy remotos en la historia, señalando el inicio del invierno. Su origen está cargado de supersticiones, leyendas, paganismo, ocultismo, sacrificios tanto de animales como de seres humanos, brujería y todo tipo de actividades del mundo de las tinieblas. Esta festividad que se celebraba también el 31 de Octubre, tuvo su origen en la región Occidental de Europa ocupada por los Celtas, lo que actualmente sería Irlanda, Gran Bretaña y el Norte de Francia.

Los Druidas eran los sacerdotes de los celtas que actuaban como ministros de la religión y de la justicia. Ellos practicaban sacrificios sanguinarios de animales y seres humanos para ofrecerlo a sus dioses paganos. Como parte de los sacrificios humanos, ellos ofrecían hombres, mujeres y niños en holocausto, quemándolos en grandes torres de mimbre como ofrenda a su dios Samhain. Afirmaban que Samhain convocaba a los malos espíritus de aquellos que habían muerto durante el año anterior. Los habitantes de las comarcas cercanas temblaban de temor mientras se realizaban estos ritos demoníacos. Hoy en día aun permanecen las piedras donde se realizaban estos macabros sacrificios.

El 31 de Octubre era el día de mayor actividad en el año para los Druidas, puesto que adoraban al dios de la muerte llamado "Samhain", invocaban a los espíritus de los muertos y practicaban la trasmigración, o sea, pasar el alma de un cuerpo al otro. En la noche del 31 de Octubre los Druidas visitaban las casas de la comarca causando gran terror, vestidos con cueros y cabezas de animales, disfrazados de fantasmas, espíritus y brujas. Además llevaban antorchas, bastones de duendes, bolsas para recoger las ofrendas, etc., y así demandaban regalos de sus víctimas. Si los sacerdotes no quedaban conformes o a gusto con los obsequios, ellos le hacían el Trick o truco a la familia de la casa. El Trick o truco consistía en proferir maldiciones, quemarle su terreno, llevarse la doncella de la casa, matar el ganado o proferir un hechizo de enfermedad a la familia. Este es el origen de la frase "Trick or Treat". Habiendo recogido y reunido todas las ofrendas, los sacerdotes Druidas hacían grandes fogatas y adoraban a su dios.

También cuenta la leyenda que hubo un hombre llamado Jack O'Lanterns, que al morir no podía entrar al cielo por ser malo pero tampoco podía entrar al infierno porque le jugó una broma al diablo. Por lo tanto, fue condenado a caminar por la tierra con una lámpara hasta el día del Juicio Final. De aquí surge el nombre de "Jack O'Lanterns" para las calabazas que se usan en Halloween y a las cuales se le abren ojos y boca.

Además, de acuerdo al calendario de los brujos y satanistas en todo el mundo, el 31 de Octubre es su fecha más importante. En este día son sacrificados miles de niños, quienes son secuestrados con anterioridad para ser torturados, violados, descuartizados y hasta quemados en sacrificios, todo esto en honor al creador de la maldad, "Satanás."

Escuche lo que dice la palabra de Dios respecto a estas celebraciones paganas:

Deuteronomio 18:9-12 dice: "Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprendas a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti, quien haga pasar a su hijo o a su hija por fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortilegio, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti."

Efesios 5:11-12 dice: "Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto."

Halloween es algo mas que una buena oportunidad para divertirse y hacer dinero. Halloween es una fiesta en donde se celebra el ocultismo y la muerte. Es una festividad pagana donde se le rinde culto al mundo de las tinieblas. Es una celebración basada en la aparición de brujas y fantasmas, donde se exaltan sus poderes; aunque se quiera disimular con disfraces bonitos. Con el despertar del ocultismo alrededor del mundo en esta última década, se hace más normal y agradable la celebración del Halloween.

Quizás, tu no encuentres maldad alguna en la celebración del Halloween. A lo mejor, este artículo suene ridículo en tus oídos. Quizás te preguntes: ¿Qué hay de malo en ello? ¿No es esto un extremismo del fanatismo religioso?.

Sin lugar a dudas Eva y Adán razonaron de igual manera en el huerto del Edén. Seguramente se preguntaron hace miles de años: ¿Qué hay de malo en esta fruta prohibida?.

Génesis 3:6 documenta lo sucedido de la siguiente manera: “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.”


La humanidad entera, desde los tiempos de Adán y Eva hasta nuestros días, sigue empecinándose en decir que es bueno, lo que Dios ha declarado que es malo. Lo que Dios llama fornicación y promiscuidad, nosotros preferimos llamarlo “hacer el amor”; lo que Dios llama adulterio, nosotros preferimos llamarlo “atracción química”; lo que Dios llama “Homosexualismo y Lesbianismo”, nosotros le llamamos “preferencia sexual o el tercer sexo”; lo que Dios llama prostitución, nosotros le llamados “trabajadoras del amor”; lo que Dios llama ocultismo y satanismo, nosotros le llamamos “fiesta de disfraces.”

Proverbios 14:12 dice: “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.”

¿En que camino está su vida? ¡Solo existen dos caminos! Está el camino de muerte y el camino de la vida.

Referente al camino de muerte y perdición, Proverbios 14:12 dice: “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.”

Referente al camino de vida y salvación, en San Juan 14:6 Jesús dice: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”


Quiero invitarte a que escojas el camino de la vida. La vida eterna no se obtiene por méritos propios, la vida eterna no se la encuentra en una religión determinada. Jesús dijo: “Yo soy la vida.” Invita a Jesús a entrar en tu corazón. Pide a Jesús que limpie tus pecados. Eleva una oración sincera a Dios, en lo profundo de tu corazón.

Jesús dice en San Juan 5:24; “El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.”

Dios te bendiga.

Suscríbete a Nuestro Boletín Bíblico
Copyright © 2007"La Biblia Dice..."
Casilla Postal 1708 - 8208
Teléfonos: 593 2 2475564 - 593 2 2472292
Quito - Ecuador
labiblia@labibliadice.org