Devocionales
Año Mes    Día    
Buscar

Imprimir  Enviar a un Amigo

Mateo 23:28 “Así también vosotros por fuera,  a la verdad,  os mostráis justos a los hombres,  pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.”

Esopo cuenta en una de sus fábulas que una zorra estaba siendo perseguida por unos cazadores cuando llegó al sitio de un leñador y le suplicó que la escondiera. El hombre le aconsejó que ingresara a su cabaña. Casi de inmediato llegaron los cazadores y le preguntaron al leñador si había visto a la zorra. El leñador, con la voz les dijo que no, pero con su mano disimuladamente señalaba la cabaña donde se había escondido. Los cazadores no comprendieron las señas de la mano y se confiaron únicamente en lo dicho con la boca. La zorra, al verlos marcharse, salió sin decir nada. El leñador le reprochó porque a pesar de haberla salvado, no le dio las gracias, a lo que la zorra respondió: “Te hubiera dado las gracias si tus manos y tu boca hubieran dicho lo mismo”.
 No niegues con tus actos, lo que pregonas con tus palabras. El relato bíblico cuenta la historia de un joven de nombre Jacob que en un momento de su vida dejó retractado con un engaño, lo que fue el estilo de toda su vida.
Tenía un hermano, Esaú, cuyo cuerpo estaba cubierto de excesivo pelo.
No tuvo mejor idea, cierto día que cubrir sus manos con piel de cordero y engañar a su padre casi ciego, haciéndose pasar por Esaú. En el mismo acto del engaño, su padre Isaac le dice: “A la verdad, hijo, tu voz es la voz de Jacob, pero tus manos las de Esaú”.
En la Biblia, Jacob representa la vida espiritual basada en la promesa, pero Esaú el estilo de vida sensual que sólo piensa en los apetitos de la carne.
Muchas veces lo que decimos tiene un perfil espiritual pero lo que hacemos tiene la marca de lo carnal. Eso se llama hipocresía.
Cuando lo que haces habla tan fuerte que no deja escuchar lo que dices estás en graves problemas.
Sé consecuente y que tus labios no digan una cosa mientras tus manos hacen otra.

Por: Pablo Martini
www.reflexionesparaelalma.org
reflexionesparaelalma@labibliadice.org

Suscríbete a Nuestro Boletín Bíblico
Copyright © 2007"La Biblia Dice..."
Casilla Postal 1708 - 8208
Teléfonos: 593 2 2475564 - 593 2 2472292
Quito - Ecuador
labiblia@labibliadice.org